Ius Variandi

Posted on 29/10/2012

0



El contrato de trabajo es una ley para las partes. Dentro de este contexto cobra importancia el principio general del derecho pacta sunt servanda” (lo pactado obliga). En consecuencia su contenido sólo puede ser modificado en virtud del acuerdo mutuo entre las partes, y no de forma unilateral.

Empero, la ley laboral establece ciertas excepciones que permiten al empleador, en observancia de ciertos requisitos, alterar unilateralmente algunos aspectos del contrato de trabajo.

La figura en comento recibe el nombre de ius variandi, y según lo establece el artículo 12 del Código del Trabajo, el empleador podrá unilateralmente, siempre que ello no importe menoscabo al trabajador, alterar:

  1. La naturaleza de los servicios, a condición de que se trate de labores similares;
  2. El sitio o recinto en que los servicios deban prestarse, a condición de que el nuevo sitio o recinto quede dentro del mismo lugar o ciudad;
  3. Como también alterar la distribución de la jornada de trabajo convenida hasta en 60 minutos, sea anticipando o postergando la hora de ingreso al trabajo, pero solo por circunstancias que afecten a todo el proceso productivo de la empresa o establecimiento o a alguna de sus unidades o conjuntos operativos. No podría hacerse exclusivamente afectando a un solo trabajador sin base en cambios en los procesos de la empresa. Con todo, la ley exige que se cumpla con un requisito adicional para el ejercicio de esta modalidad de ius variandi, cual es que se de aviso al trabajador con a lo menos 30 días de anticipación.

El requisito fundamental que gobierna el ejercicio del ius variandi es el de no provocar menoscabo al trabajador. Por menoscabo se ha entendido exclusivamente a aquel de carácter económico. Sin embargo no estamos del todo acuerdo con esta interpretación, por cuanto la ley hace alusión al menoscabo sin distinción alguna, por lo que no le sería lícito al interprete distinguir. En consecuencia, ha de entenderse incluido dentro de la voz menoscabo, tanto el de carácter económico, como el social, psicológico y moral.

Cabe señalar además que el ius variande se encuentra recogido de modo fundamental pero no exclusivo en el artículo 12 del Código del Trabajo, ya que es necesario hacer mención a otros artículos del mismo cuerpo legal, donde también se trata esta institución.

El primero, es el artículo 24 que permite extender la jornada ordinaria de trabajo de los dependientes del comercio hasta en dos horas diarias durante 9 días anteriores a navidad, distribuidos dentro de los últimos quince días previos a esta festividad. Las horas que excedan la jornada ordinaria o convenida se pagarán como horas extras.

Finalmente podemos mencionar el artículo 29, que junto con los artículos 12 y 24 del Código del Trabajo, contienen la institución del ius variandi. En virtud de esta norma, el empleador podrá excederse la jornada ordinaria en la medida indispensable para evitar perjuicios en la marcha normal de las faenas, cuando sobrevenga caso fortuito o fuerza mayor, impedirse accidentes o efectuarse arreglos o reparaciones impostergables en maquinarias e instalaciones.

Artículo escrito por:

Jorge Manrique Gusev

Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales

Twitter: @J_manrique

j.manrique.gusev@gmail.com

Anuncios