Cómo actuar frente a un ­colega más talentoso

Posted on 05/06/2012

0



Recomiendan ver el vaso medio lleno y como una oportunidad para crecer profesionalmente. La persona nueva puede tener mucho que enseñar.

Imagínese estar feliz en el trabajo, seguro que lo está haciendo bien, cuando su jefe le informa que llegará una nueva persona, y resulta que éste es mucho mejor que usted, con habilidades y co­nocimientos que lo superan. ¿Cómo enfrentaría esa situación?

Expertos en materia laboral coinciden en que esta experiencia debe verse como una oportunidad para crecer y no como una amenza. Si se ve como esta última, están destinados a no pasarlo bien y siempre van a estar preocupados de lo que hace el otro.

“El hecho de que entren en tu compañía perfiles me­jores que uno mismo son magníficas noticias, porque esto significa que la empresa está haciendo bien su reclutamiento, que trabajas don­de lo hacen los mejores, y esta situación además provocará una mejoría en uno mismo”, dice Ignacio Hernández de la Torre, executive manager de Page Personnel.

La sicóloga laboral y académica de la Universidad San Sebastián, Maite Lecumberri, dice que “al principio esto puede verse como una amenaza, pero va a depender mucho de la madurez de ca­da persona. Hay que ver el vaso medio lleno y tratar de complementar con los conocimientos del otro, trabajar en equipo”.

Coincide Fadua Gajardo, de gerente general de Prescal Chile, también sicóloga laboral, quien agrega que ésta puede ser una buena oportunidad de crecimiento personal. “Siempre es bueno que haya una renovación en el trabajo, es bueno complementar la experiencia con conocimientos técnicos o teóricos que lleguen desde fuera”, dice.

En caso que la persona nueva quiera ganar más terreno, recomiendan to­már­selo con “altura de miras y no caer en el juego. Si caes, demuestras inseguridad”, di­ce Gajardo.

Consejos para enfrentar la situación:

– “Se puede lograr con una mentalidad de superación continua, ganas de crecer y trabajo duro, evitando conflictos y batallas internas que no hacen otra cosa que desgastar a ambas partes”, dice Hernández de la Torre.

– “No verlo como amenaza, sacar información que me pueda servir a mí, preguntar siempre, por qué, para qué”, dice Gajardo.

Fuente: http://www.diariopyme.com

Anuncios